INSTITUCIONAL | Atreverse a pensar el Futuro de nuestros hijos HOY… Proyecto 2030

La mayoría de las profesiones del futuro todavía no existen. ¿O alguien había oído hablar de “community manager” hace 50 años? De hecho, varios estudios internacionales afirman que más del 65% de los niños que actualmente están estudiando  la Primaria se dedicarán a profesiones que todavía no conocemos.

Todas las proyecciones son coincidentes: el mundo que viene deberá correr los límites de lo imposible cada vez con mayor frecuencia. Los cambios serán disruptivos: a la par del continuo avance de la ciencia y la tecnología, el mundo estará circunscripto por cuestiones de índole ambiental y escasez de recursos naturales, y deberá replantear, entre otros, sus sistemas de salud, planificación urbana y educación.

El trabajo pasará y ya hoy está pasando, de ser entendido principalmente como un lugar a ser pensado como una función. Esa función se caracterizará principalmente por el concepto de flexibilidad y requerirá de nuevas competencias y habilidades de los profesionales: pensamiento crítico, autonomía, creatividad, orientación a resultados, entrenamiento intercultural,  entendimento de lenguajes, colaboración y aprendizaje permanente.

En ese contexto pensar en una educación para el 2030 es un proyecto que nos excede a cada uno como individuo, pero nos comprende a todos como comunidad, y es en ese ámbito que venimos trabajando conjuntamente padres, directivos y docentes.

NO SABEMOS cómo será el futuro pero si estamos seguros de cómo nos tiene que encontrar:

1- Con egresados formados en valores y en un pensamiento crítico que permita desarrollar las habilidades adquiridas para el futuro que viene.

2- Con un equipo docente fortalecido en su formación no sólo en contenidos sino en métodos pedagógicos y capacidad de análisis para la gestión de nuevos paradigmas.

3- Con un colegio sólido en su infraestructura y fuerte en su conformación de comunidad donde cada uno reconozca al otro como individuo único y personal.

4- Con padres comprometidos, responsables y coprotagonistas en la tarea educativa, tanto en el hogar como en la escuela.

5- Con una comunidad educativa a nivel nacional que reconozca en nuestro colegio la vanguardia educativa, pero sobre todo, la excelencia en la formación de jóvenes que no sólo construyen su futuro sino que son transformadores de su sociedad.

Los grandes logros obtenidos en el proyecto 2020 son el futuro de ayer que ya vemos como pasado. El 2030 ya empezó y lo estamos construyendo juntos.