COMISIÓN DIRECTIVA | Alejandro Torreblanca Vicepresidente CD

 

Casi veinte años atrás fue el reencuentro cuando una serie de eventos afortunados me regresaron al Cole de mi infancia. Todo comenzó cuando no conseguimos banco en el Parroquial y se nos ocurrió preguntar si había en el Alemán… analizamos, comparamos, estudiamos, rezamos y nos tiramos de cabeza a la pileta.

En ese momento era uno solo… ya veríamos cuando vinieran los hermanos. Volver a entrar al Kinder, ver las maderitas con las que jugaba, el teatrino, cuántas imágenes de ese ayer volvieron: las Tantes, el desayuno con las galletitas con forma de animalitos, la siesta, las primeras canciones en alemán y mucho más. Ahora me sentaba en las sillitas pero como padre, tantas sensaciones juntas confirmaban que íbamos por el camino correcto.

El ingreso de los hermanos fue más sencillo sabiendo que estábamos en el lugar correcto. Fueron años difíciles los que siguieron, el Cole no estaba bien, la tormenta empezaba a descargar los primeros chubascos y amenazaba su continuidad como institución educativa. No los quiero abrumar con detalles pero la vimos muy fea. En ese momento ya no me alcanzaba con ser padre, sentía que había que arremangarse y ser parte de algo más. Me invitaron a participar de la Comisión Directiva sacándole tiempo a mis tiempos para ponerlo a disposición de nuestros hijos. De a poco el Cole Alemán me fue adoptando. Hijos de mis compañeros ahora eran compañeros de mis hijos. Y de a poco nos volvemos Familia (sí con mayúsculas) alumnos, docentes, no docentes y padres, todos bajo un mismo techo y con una misma meta: lograr jóvenes felices.

Con la experiencia vivida con mis hijos sólo me siento orgulloso de ellos y de haber invertido en su educación. En cada ocasión que tengo, trato de trasmitir estos sentimientos a otros padres y darles la oportunidad de que tengan la suerte que yo tuve. Hoy transito un estadio distinto y sé que puedo seguir aportando más.

Ya llegamos al 2020 y a la vuelta de la esquina viene asomando el 2030 con tanto por hacer. Después de tantos egresos que he vivido como padre y miembro de la Comisión Directiva todavía me queda el sueño de poder seguir asistiendo como abuelo..